COSAS QUE SOLO APRENDES EN LAS PELÍCULAS DE SUBMARINOS


EL (SUB)GÉNERO POR EXCELENCIA TIENE SUS PROPIAS (SUB)NORMAS.


Un oficial siempre puede hacer valer su opinión. Basta con apuntar al comandante con un arma y usar la fórmula «queda usted relevado del mando». Hasta que se gire la tortilla.

MAREA ROJA (CRIMSON TIDE, 1995)


K-19. THE WIDOWMAKER (2002)


Las obligaciones de la tripulación de un submarino aliado incluyen vestirse de negro, desembarcar de noche y hacer que vuelen cosas por los aires.

DESTINO: TOKIO (DESTINATION TOKYO, 1943)


Lo primero que hay que hacer al tomar el control de un submarino enemigo es gritar: «¡Señor! ¡Está todo en alemán!» o «¡Por todos los diablos, capitán! ¡Todo está en ruso!»

SUBMARINE SEAHAWK, 1958


● El reglamento dicta que el comandante y el segundo oficial han de ser incompatibles. Lo único que pueden tener en común es mantener o haber mantenido relaciones con la misma mujer.

TORPEDO (RUN SILENT, RUN DEEP, 1958)


ENTRE A ESPADA Y LA PARED (DEVIL AND THE DEEP, 1932)


TIBURONES DE ACERO (CRASH DIVE, 1943)


Los límites de resistencia a la presión son solo decorativos. Todo comandante debe ponerlos a prueba y batir algún récord de profundidad.

DAS BOOT (1981)


Cuando el submarino sufre un ataque con cargas de profundidad y la tripulación está en modo «silencio absoluto», hay algo inevitable: a un novato se le escapa una llave inglesa o al cocinero se le cae un cucharón.

DESTINO: TOKIO (DESTINATION TOKYO, 1943)


TIBURONES DE ACERO (CRASH DIVE, 1943)


Cuando dos submarinos juegan al gato y el ratón, ambas tripulaciones sudan lo suyo, pero siempre pìerde la menos democrática.

EL DIABLO DE LAS AGUAS TURBIAS (HELL AND HIGH WATER, 1954)


Las cargas de profundidad nunca aciertan de lleno. Pero agitan el casco y lo dejan todo perdido con molestas vías de agua.

DAS BOOT (1981)


Los torpedos siempre funcionan a la perfección. Excepto si son de un submarino enemigo.

DESTINO: TOKIO (DESTINATION TOKYO, 1943)
TORPEDO (RUN SILENT, RUN DEEP, 1958)


El tipo que, repantingado en su catre, enseña una foto de su novia o relata sus planes para «cuando todo esto acabe», muere en el siguiente acto. (OK, esto vale para cualquier película bélica).

EL SUBMARINO FANTASMA (MYSTERY SUBMARINE, 1950)


Cuando alguien se dirige a la tripulación («Les habla el capitán») es para anunciar un giro de guion que los espectadores ya conocemos pero los actores secundarios no (motín, incendio, deserción, fuga en el reactor, desembarco nocturno, operación quirúrgica de urgencias, mujer a bordo o lanzamiento secreto de misiles).

THE GHAZI ATTACK (2017)


HELLCATS OF THE NAVY (1957)


ESTACIÓN POLAR ZEBRA (ICE STATION ZEBRA, 1968)


LA FLOTA SILENCIOSA (OPERATION PACIFIC, 1951)


SIMPSONS TIDE (1998)


● Si vemos un submarino americano en el Pacífico, en la radio suena la emisora de Tokyo Rose. Que, por supuesto, siempre sabe dónde está el submarino y manda saludos irónicos a los muchachos.

COMANDO SUBMARINO (SUBMARINE COMMAND, 1951)


● Un submarino es un lugar donde es habitual encontrarse a gente de diversos ámbitos de la farándula: Frank Sinatra (Assault On A Queen), Fred Astaire (On The Beach), Frankie Avalon (Viaje al fondo del mar), Jon Bon Jovi (U-571) o Pocholo Martínez-Bordiu (La Grieta).

LA HORA FINAL (ON THE BEACH, 1959)


ASALTO AL QUEEN MARY (ASSAULT ON A QUEEN, 1966)


El contramaestre (Chief Of the Boat), al que todos se dirigen como «Jefe», es un tipo bonachón que en los momentos complicados apoya (con afecto) las manos sobre los hombros de los jóvenes timoneles.

EL ÚLTIMO TORPEDO (TORPEDO RUN, 1958)


MAREA ROJA (CRIMSON TIDE, 1995)


El comandante, por supuesto, también puede suplir al contramaestre en sus funciones.

U-571 (2000)


Muchos comandantes dan su última orden desde el exterior, dispuestos a sacrificarse por los demás: «¡Inmersión!»

INFIERNO BAJO LAS AGUAS, (UP PERISCOPE!, 1959)


Nunca hay que rescatar supervivientes. Sacas del agua a un japonés y te apuñala por la espalda (Destino Tokio). Un chino te la lía a bordo (El diablo de las aguas turbias). Un nazi no es de fiar (We Dive At Dawn) o incluso enviará mensajes en morse al enemigo (U-571). Si rescatas a unos ingleses puede que no sean lo que parecen (Below). Por no hablar de lo que pasa por subir a bordo a unos rusos (Crash Dive, 1997).

49 PARALLEL (LOS INVASORES, 1941)


BELOW (2OO2)


EL DIABLO DE LAS AGUAS TURBIAS (HELL AND HIGH WATER, 1954)


CRASH DIVE (1997)


WE DIVE AT DAWN  (1943)


A bordo de un submarino alemán solo hay lugar para un nazi. Y nunca es el tipo más popular.

DUELO EN EL ATLÁNTICO NORTE (ENEMY BELOW, 1957)


En un submarino soviético, el único comunista es el comisario político.

LA CAZA DEL OCTUBRE ROJO (HUNT FOR THE RED OCTOBER, 1990)


Nadie sabe qué se dice en un submarino japonés. Solo hablan su idioma.

潜水艦イ-57降伏せず (1959)


LORELEI: THE WITCH OF THE PACIFIC OCEAN (2005)


TORPEDO (RUN SILENT, RUN DEEP, 1958)


1941 (1979)


Si una mujer sube a bordo, la banda sonora empieza a soltar saxofones sugerentes y el guion pide comedia.

OPERACIÓN PACÍFICO (OPERATION PETTICOAT, 1959)


Aunque salten los pernos, ardan los paneles de mando y el submarino esté inundado y toque fondo, siempre hay esperanza: las vías de agua pueden apagar el fuego.

ALERTA ROJA: NEPTUNO HUNDIDO (GRAY LADY DOWN, 1978)


● La energía nuclear tiene una aplicación beneficiosa: los accidentes en el reactor de un submarino son más emocionantes que una avería en un diesel-eléctrico. (Y por lo general, si no eres ruso no hay peligro).

TYAZHYOLAYA VODA (1979)


ESTACIÓN POLAR ZEBRA (ICE STATION ZEBRA, 1968)


HOSTILE WATERS (1997)


K-19. THE WIDOWMAKER (2002)


KURSK (2O18)


● Advertencia: este es un (sub)género que puede crear adicción. Dicho de otro modo: si pasa en un submarino, la verás salga quien salga.

ATENCIÓN: POSTER (CHINO) ENGAÑOSO DE UNA DE JACKIE CHAN


Para fingir un hundimiento ante el enemigo hay un método infalible: llenar los tubos lanzatorpedos de basura y combustible y enviarlo a la superficie. Ingredientes alternativos: incluir a un compañero cadáver o, en caso de estar en un submarino rosa, ropa interior femenina.

ORZEL (1959)


● Como último recurso si las cosas se ponen muy feas, siempre existe la opción de quedarse mirando fijamente los controles. La estrategia solo funciona si, como ya hemos dicho, el contramaestre impone sus manos sobre los hombros de los tripulantes.

DAS BOOT (1981)


«Estamos aquí para defender la democracia, no para ejercerla.» Lo dice el capitán  Frank Ramsey (Gene Hackman). Esta afirmación no refuta ni confirma el primer punto de esta lista.

MAREA ROJA (CRISMSON TIDE, 1995)



Futurible entrega:

DIE ALONE!

WELCOME TO THE DARK SIDE OF…

…THE YELLOW SUBMARINE